Connect with us

VIAJES

Mallorca desde el mar es una experiencia inolvidable

Published

on

Playas de arenas blancas, aguas cristalinas de ensueño, clima agradable y paisajes de montaña y bosque, se combinan para hacer de Mallorca, un paraíso  sobre el que los dioses descargaron sus bendiciones.

Miles de turistas son atraídos como las abejas a la miel cada verano – todo el año es temporada – en parejas, tours organizados o grupos familiares.

Pero la opción perfecta para disfrutar de sus maravillosos paisajes es desde el mar, en un barco, lancha o catamarán. Es una experiencia inolvidable que no deja a nadie indiferente y no tiene desperdicio. Es una obligación estar preparado para días de sol radiante y noches sin fin.

El placer del viento marino en un barco

La aventura en el mar y los deportes acuáticos se hacen realidad, al trasladarse y pasear en un barco en Mallorca. El placer de sentir el viento marino sobre la piel es la experiencia diaria en una de estas embarcaciones: barcos, lanchas, catamaranes o barco de lujo para disfrutar todo el año. 

Calas mallorquinas que son un espectáculo natural

Entre los mejores atractivos  qué ver en Mallorca se encuentran las calas, que destacan por el encanto de sus paisajes:

Cala es Conills que ofrece la tranquilidad y la paz a orillas del mar, o la Cala Llamp, donde la claridad de sus aguas deslumbra por la ausencia de arena y la hace perfecta para observar los paisajes del fondo submarino con gafas de bucear o snorkel, para ver las diferentes especies marinas, que ofrecen al visitante su biodiversidad mediterránea, para deleitarse viendo los peces que más se valoran el Mediterráneo, como el Solea Solea, el Mullus Surmuletus o el Merluccius merluccius.

 Cala en Cranc, que ofrece un paisaje de farallones y acantilados que quitan el aliento y vistas deslumbrantes de un cielo azul despejado y diáfano. Es perfecta para parejas que desean soledad e intimidad.

Bucear acompañado por barracudas, pulpos, morenas, jureles y meros

Mallorca, la mayor de las Islas Baleares, te ofrece la fabulosa experiencia de  bucear acompañado por barracudas, pulpos, morenas, jureles y meros. Además desde esta parte de Mallorca, disfrutará buceando a lo largo de algunas de las mejores paredes submarinas de la isla.

Bahías, calas, cavernas y túneles habitados por peces napoleón, cardenales, peces damisela, pulpos, gobios y estrellas de mar. También encontrará lugares como La Calita, una preciosa playa escondida entre las rocas, o la Roca de Ariana. En ambas áreas podrá encontrar fácilmente pulpos, morenas, barracudas, liebres marinas y rayas.

La deslumbrante isla Dragonera y sus rutas pedestres

Cuando llegas a Mallorca y buscas información acerca de la isla, siempre mencionan a Dragonera, un islote declarado parque natural.

Para acceder a Dragonera solo es posible pidiendo un permiso al Concell Insular, ya que está protegida, por ser un parque natural con flora y fauna que es necesario preservar.

Los 3 faros con que cuenta el islote  son los centros que dirigen las maravillosas rutas pedestres, siendo una de las más impresionantes la que conduce a Na Popis, la cúspide de la isla que se encuentra a unos 350 metros y permite observar casi toda la costa mallorquina.

Las “sargantanas mallorquinas” son muy famosas y toda clase de aves se pueden observar por doquier, para el asombro de los niños que disfrutan de todas estas especies, incluidos los peces que se pueden observar en sus aguas cristalinas.

Ejercicio y trekking con las rutas a pie

Hay que acudir al centro receptivo de turismo Es Lledó, que es la institución encargada de otorgar los permisos necesarios para visitar la isla y la información sobre las rutas guiadas para hacer los recorridos por la zona.

Las rutas recomendables son estas:

Cala Lladó hasta Na Pópia (es Far Vell), de dificultad moderada por su pendiente suave. Se realiza en 3 horas y sorprende con los restos de un faro que es vestigio de la historia.

Cala Lladó hasta Far de Lleibig,  recorre 4 kilómetros y medio en un tiempo estimado de 2 horas y 40 minutos. Ofrece hermosas vistas de los precipicios y el sobrevuelo del Halcón de Eleonora.

 Na Miranda es la ruta más corta, de solo 1, 2 kilómetros en un recorrido circular, con muy poca dificultad, que puede ser recorrida en 30 minutos.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad