Connect with us

VIAJES

Italia hermosa y soleada: Vivir la dolce vita

Published

on

Historia, gastronomía exquisita y tradiciones ancestrales son los 3 pilares que hacen que Italia sea uno de los países de Europa que representa un hito turístico. La bota itálica no se limita a obras de arte y monumentos históricos, su encanto trasciende a los ricos aromas y sabores que emanan las trattorias, donde el aceite de oliva se alía con las pastas y las pizzas para hechizar a los visitantes que acuden como las abejas a la miel, desde todos los rincones del mundo, aprovechando su clima y ambiente mediterráneo.

Las deslumbrantes ciudades italianas

Roma

Su nombre es un anagrama que al revés se lee como Amor y es lo primero que hay que ver en Italia. Referencia eterna de la historia y el arte, con sus históricas calles empedradas, grandes basílicas y espectaculares ruinas romanas, salpicadas con monumentales plazas escoltadas por cafés y terrazas con un ambiente cosmopolita como se ve en pocas ciudades del mundo.

La Ciudad Eterna ofrece maravillas como el Foro y el Coliseo Romano, la Plaza España y la Plaza Navona, el Trastevere y los museos capitalinos que colman las calles.

Florencia

Cuna y corazón palpitante del Renacimiento, es una ciudad aristocrática y orgullosa cuyos laberintos de calles adoquinadas y piazzas, se engalanan con torres medievales, cafés históricos y palazzi con forma de fortaleza. La estimulación abarca todos los sentidos y se vuelve agobiante. Entre los atractivos a visitar destacan: la Iglesia de Santa María Novella, la Gallería dell’Accademia, las Capillas de los Médicis, la Piazza della Signoría y el Palazzo Vecchio, sin olvidar el Palazzo Pitti y la Gallería Pallatina.

Cuna y corazón palpitante del Renacimiento, es una ciudad aristocrática y orgullosa cuyos laberintos de calles adoquinadas y piazzas, se engalanan con torres medievales, cafés históricos y palazzi con forma de fortaleza.

La estimulación abarca todos los sentidos y se vuelve agobiante. Entre los atractivos a visitar destacan: la Iglesia de Santa María Novella, la Gallería dell’Accademia, las Capillas de los Médicis, la Piazza della Signoría y el Palazzo Vecchio, sin olvidar el Palazzo Pitti y la Gallería Pallatina.

Venecia

Henry James dijo muy acertadamente: “una visita a Venecia se convierte en una aventura amorosa perpetua”. Venecia se debate en un puente neblinoso y místico entre el este y el oeste, montada sobre las aguas entre ambos, pero sin pertenecer a ninguno. La corriente interminable de turistas comenzó hace mil años y no ha parado de hacerlos soñar, fascinar, cortejar, desorientar y entusiasmar hasta el paroxismo. No se equivocó Marcel Proust cuando dijo: “Cuando fui a Venecia mi sueño se convirtió en mi casa”

Milán

Milán

La ciudad de la moda es perfecta para un fin de semana. La deslumbrante Catedral de Milán se yergue en la Plaza del Duomo, rodeada de monumentos, parques, tiendas de moda y por supuesto una de las mejores gastronomías del planeta.

Los imperdibles Lagos De Como y Garda han inspirado libros, películas y canciones inolvidables.

Islas italianas en el mar Mediterráneo

Sicilia

Bañada por los mares Mediterráneo, Jónico y Tirreno, es la punta de la bota, que deslumbra por su legado de historia y tradición, cobijado por una vegetación agreste, virgen e hipnótica.

Sabores, fragancias y escenarios sin igual que hablan de sus antiguos e históricos orígenes en monumentos que son testimonios que perduran en los siglos.

Capri

Una joya pequeña del Mediterráneo muy visitada por famosos, muy conocida por su natural belleza insular, donde pasear sin rumbo por las estrechas callejuelas del centro histórico es soñar con el auge y la caída de la civilización romana. Las vistas desde su punto más alto son indescriptibles y sus cuevas rodeadas del cristalino azul mediterráneo invitan al ensueño.

Toscana y Véneto: sublimes encantos peninsulares

Toscana

Atrapada entre los Apeninos y el mar Tirreno, la Toscana regala a Florencia, su capital como una de sus excelencias, catalogadas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, alberga ciudades maravillosas como Siena, Pisa y San Gimignano.

Ofrece estancias tranquilas y bucólicas en sus verdes prados y colinas, playas de arena dorada y zonas rocosas que intimidan, además de un entretenimiento nocturno que no para hasta el amanecer. Paisajes ideales en sus excepcionales entornos para paseos a caballo o en bicicleta de montaña son solo algunas de las opciones de disfrute.

Véneto

Además de ofrendar Venecia, el Véneto emociona con Padua, la ciudad de San Antonio, las villas palladianas de Vicenza, Verona, inmortalizada en la obra Romeo y Julieta y por su grandiosa Arena, un espectacular teatro romano donde resuenan las notas musicales de los más grandes compositores e intérpretes, Belluno, para internarse en las montañas alejadas del torbellino urbano.

Las sorprendentes caídas de agua de las Cascadas de Molina que invitan a meditar y las relajantes termas romanas de Giunone, en Caldiero

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies