Connect with us

VIAJES

Bucear en la Polinesia Francesa

Donde quiera que vaya a través de la Polinesia Francesa, desde los atolones de coral de las Tuamotus hasta las montañas escarpadas y las cataratas de las Islas de la Sociedad, nunca estará lejos de un buceo espectacular.

Published

on

El sorprendente Océano Pacífico lame las arenas de las maravillosas playas de las islas que conforman la Polinesia Francesa, que ocupa una extensión similar a la que ocupa la llamada Europa continental.

Su historia, el exotismo sensual de su cultura, las playas y paisajes, a los que se suma la amabilidad de sus pobladores, la altísima calidad de sus establecimientos hoteleros y una gastronomía sin igual, la convierten en un imán para los viajeros hedonistas que buscan destinos únicos que se salgan de lo convencional. Los grupos de islas están conectadas por una eficiente red de vuelos que la hacen accesible en todas las estaciones del año.

Un viaje al paraíso del buceo y submarinismo

Las Islas de la Sociedad es el más famoso de los cinco archipiélagos y reagrupa muchas islas. La gran mayoría de islas turísticas como Bora Bora, Tahití o Moorea se ubican en este archipiélago.

Rangiroa y el Paso de Tiputa

Este sitio de buceo es considerado  uno de los mejores en el mundo. Tiene un poco más  de 15 sitios de buceo distintos, como cueva del tiburón, cañones, paseos y  muchos más. Este paso en particular es conocido por sus especies diversas. Es usual bucear con manta rayas, grupos grandes de rayas leopardo o rayas águila, delfines, tiburones grises, enormes tiburones cabeza de martillo como el M. Mokarran y además tortugas, atunes, napoleones y muchos otros.

De agosto a octubre se puede observar la migración de ballenas. Es una experiencia increíble que no te debes perder si tienes la posibilidad de bucear en estas profundidades. Un aspecto muy importante es la visibilidad, la cual es extraordinaria y puede alcanzar hasta 60 metros. Es por esto que este sitio de buceo en la Polinesia Francesa es algo que los buzos no deben perderse.

El interés de este paso viene de la corriente de marea que lo cruza. La mayor parte de los sitios para bucear ofrecen inmersiones a la deriva, lo que no sucede en  el atolón, ya que se puede considerar como una tina grande que se llena y vacía según las mareas. Cuando el centro del atolón se vacía, la corriente sale, cuando está lleno, la corriente entra. Muy a menudo se juntan grandes paredes de tiburones en el paso de Tiputa, lo que resulta una experiencia inolvidable.

Los atolones o grupos de islas

Tahití

Papeete, su capital vibrante es el nicho ideal para jóvenes que buscan diversión al más alto nivel de sofisticación. En el faro de Punta de Venus, se puede apreciar un fenómeno que sucede cada 243 años, cuando el planeta Venus pasa frente al sol.

Islas Tuamotu

Están conformadas por 77 atolones, en los cuales descubrió el pintor Matisse su maravillosa gama de azules. Son consideradas uno de los tesoros del Pacífico.

Bora Bora

Ofrece la posibilidad de disfrutar de sitios ancestrales conocidos como maraes, perfectos para empaparse de la historia y la cultura de la isla. Uno de los mejores lugares del mundo para bucear se encuentra aquí, con la maravillosa posibilidad de nadar con tortugas, manta rayas y hasta con tiburones.

Tetiaroa

El actor Marlon Brando la popularizo cuando filmo en sus espacios “Rebelión a bordo “y luego decidió comprarla. Actualmente cuenta con un resort que combina el más sofisticado lujo, con el ambiente que proporciona su ámbito paradisiaco.

Islas Marquesas

Son 12 islas vírgenes, de las cuales seis están habitadas. Inmortalizadas por Robert Louis Stevenson, Gauguin o Jacques Brel, que las escogieron como su última morada. En algunas las carreteras solo son accesibles en vehículos 4 x 4, a caballo o a pie, y son perfectas para los arqueólogos y estudiantes que se sorprenden con los restos arqueológicos de la cultura polinesia que se encuentran allí.

Moorea

Las parejas románticas la seleccionan para celebrar  la boda Tiki, una ceremonia típica que sorprende, ya que solo es posible realizarla en sus playas. Danzas tradicionales en su pintoresca aldea y una cabaña que flota, donde los turistas alucinan con las almejas que cultivan, que contienen perlas negras en su interior.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies